jueves, 27 de junio de 2013

El Fc del Buitrón. (Por Jesús Ramirez Copeiro del Villar)

 THE UNITED ALCALI CO. Y LA COMPAÑÍA ANÓNIMA DE BUITRÓN

La etapa del siguiente director, el ingeniero de minas belga Charles Kaesmacher (1919-1929), se caracteriza por una estabilidad de los negocios mineros, que desarrolla The Alkali Company Limited y por la buena marche del ferrocarril Concepción-San Juan del Puerto, que explota la Compañía Anónima del Buitrón, Kaesmacher no realiza grandes cambios en el ferrocarril, pues lo había heredado de Cresswell en la mejor situación técnica y económica que hasta entonces había tenido, en condiciones inmejorables para la explotación. Kaesmacher encuentra la máxima amplitud que el ferrocarril podía tener: la línea Buitrón-San Juan del Puerto y los ramales: Empalme-Zalamea, Zalamea-Concepción, Sotiel-El Cuervo y Sotiel-Santa Rosa; un conjunto de casi 100 km y en plena explotación,iniciándose al final de su gestión el comienzo de la decadencia de la entidad inglesa en Huelva.

 Durante este periodo se transportan alrededor de 1,7 millones de toneladas de mineral y unos 700.000 viajeros, siendo el año 1921 el de mayor número de viajeros transportados en la historia del ferrocarril, unos 80.000, iniciándose un descenso brusco en 1925 motivado por la aparición del servicio de autobús por carretera. El año 1927 es el de mayor tráfico de mercancías también en toda su historia, llegando a unas 38.000 toneladas. El número de obreros empleados es de unos 1.500 en las minas y unos 570 en el ferrocarril, es decir, algo más de 2.000 trabajadores. A finales del año 1924 la crisis que sufre la industria, con la caída del precio del cobre a su punto más bajo, obliga a la paralización de la mina Poderosa.


Coche berlina en las cercanías de la mina San Platón. Situado a la izquierda vemos a Carlos Kaesmacher, agarrado a la puerta. El coche berlina disponía de seis asientos y era utilizado por los directivos ingleses en sus desplazamientos a las minas. Fotografía tomada en la década de los años 20. (Coperiro del Villar. J. R.)

La etapa del último director, el ingeniero de minas londinense Harry Maidment (1929-1942), al que llamaban Don Hugo, se caracteriza por el cierre progresivo de las minas, la desaparición de Alkali que traspasa todos sus bienes a la Compañía Anónima de Buitrón en 1932, la supresión del servicio de viajeros entre Zalamea y San Juan del Puerto en 1935 y la renuncia voluntaria de la concesión del ferrocarril, que pasa a propiedad del Estado español en 1942. Durante este periodo se transportan alrededor de un millón de toneladas de mineral y unos 165.000 viajeros. A principios del año 1933, el número de obreros empleados es de 434 en las minas y de 481 en el ferrocarril, en total 915 trabajadores.


Soldados de 2º Regimiento de ferrocarriles y algunos guardias civiles sobre la locomotora nº 6 "El Cuervo" (nueva adquisición alemana procedente de minas de Campanario). Los soldados fueron enviados a Valverde para sustituir al personal ferroviario durante la huelga de 1920. (Copeiro del Villar J. R.)

A partir del año 1930 la recesión económica mundial golpea duramente a las compañías mineras en Huelva, debido a la bajada del precio del cobre y a la reducción considerable del consumo mundial de piritas. Así, en el primer trimestre de 1930 se paraliza la mina Concepción. En enero de 1931 cierra la mina Tinto-Santa Rosa, dejando de funcionar el ramal de vía férrea de 8 km que transportaba el mineral a Sotiel, para luego enlazar con el del Buitrón. En julio del mismo año paran los trabajos de extracción la mina Castillo Buitrón, aunque sigue con el aprovechamiento  delas montañas de cementación, hasta el otoño de 1935, que cierra definitivamente; tras quitar vías y maquinarias, queda la mina prácticamente abandonada con solo cuatro guardas y obreros en nómina. Si a esto añadimos los problemas y cambios internos de orden social y político que sufre España, como la proclamación de la República, Guerra Civil, embargos de mineral por el gobierno nacionalista y el inicio de la II Guerra Mundial, vemos que a Maidment le tocó sin duda el peor periodo de la historia de la Compañía.


Locomotora nº 16 "San Cornelio", en la estación de Valverde del Camino, con un tren especial con destino Zalamea la Real, para que los aficionados valverdeños pudieran ver una corrida de toros, año 1915, Foto Colección Particular.

El 1 de enero de 1935 se suprime el servicio de viajeros por falta de rentabilidad, al haber disminuido notablemente su número debido a la competencia del servicio de autobús por carretera, que recorre todos los pueblos y llega directamente a Huelva capital. Desde 1925 había un servicio de autobús entre Huelva y Aracena, pasando por Valverde, Zalamea, Ritinto y Nerva. Hay que reseñar que desde que abrió al tráfico el ferrocarril de Buitrón, ninguna Compañía inglesa mantuvo trenes completos de viajeros, salvo algún caso excepcional (como los que se ponían para asistir a los toros de la feria de Zalamea), sino que al final de los convoyes de mineral y mercancías se acoplaban los coches de viajeros. El arrastre de estos coches de viajeros  en los trenes de mineral afectaba poco al coste de tracción, pero la necesidad de sujetarse a un horario fijo y hasta mantener un servicio para un corto número de viajeros cuando faltaba carga de otra clase, influyo gravemente en el costo de explotación. El trafico de viajeros tuvo su mayor desarrollo en el quinquenio 1920-1924, cuando diariamente había 203 viajeros por término medio. En el momento de suprimir el servicio, el trafico diario era de 73 viajeros El servicio volvería a restablecerse al pasar el ferrocarril a manos del Estado español en 1942. 

Locomotora nº 12 "Concepción", tras una reparación general, con el personal que participo en dicha reparación, cerca de los bien equipados talleres de Valverde del Camino. Foto Colección Particular

En 1940 paran las labores mineras subterráneas de Sotiel, después de haber arrancado la Compañía más de 700.000 toneladas de pirita y gran tonelaje de cobrizo. El 27 de septiembre de 1941 la Compañía Anónima del Buitrón, representada por Hugo Maidment, vende las minas de Sotiel Coronada, dique de El Calabazar, ferrocarril Sotiel-El Cuervo, puente de Santa Rosa sobre el río Odiel, propiedades rústicas, urbanas  e instalaciones del coto Sotiel a la sociedad Unión Española de Explosivos, representada por Carlos Oliveira Chardenal, por el precio de 1.124.100 pesetas. Dicha sociedad ya tenía a unos 6 km a poniente la mina Torerera y una fábrica de dinamita. Con el ferrocarril sin tráfico apenas, al no existri ninguna mina activa, aunque duranta el primer semestre de 1941 aún se cargan 18.000 tm de mineral procedente de las cementaciones, pero nada durante el segundo semestre y sin claras pesrpectivas de futuro, la Compañía ante esta situación de nula actividad y al objeto de reducir perdidas, decide abandonar voluntariamente la concesión del ferrocarril de Buitrón, anticipando la reversión a que por ley de concesión venía obligada en plazo ya no lejano. Por ello, en las oficinas centrales de la Compañía Anónima de Buitrón en Valverde del Camino, a las cero horas del día 1 de enero de 1942, comparecen Harry Maidment, director del ferrocarril, y Sebastián de Lara Barberán, ingeniero de caminos, en representación del director de los Ferrocarriles del Estado, al objeto de hacerse cargo, en nombre del Estado, del ferrocarril de Buitrón a San Juan del Puerto, de los ramales accesorios de servicio particular Empalme-Zalamea y Zalamea-Concepción, talleres de Valverde, instalaciones del embarcadero de San Juan y demás utensilios relacionados con los servicios de carga y transporte, tanto terrestre como fluviales.

2 comentarios:

Elena Rodriguez Arroyo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alexia Rodriguez Arroyo dijo...

Esta fotografia la tenemos en casa, mi bisabuelo es el Señor del centro, es el padre de mi madre, y la conservamos, somos de Valverde del Camino