domingo, 2 de septiembre de 2018

Aquel fatídico 2 de agosto en Nerva

Por Juan Francisco Román 

¡FUEGO!.. ARDEN LAS PROMINENCIAS DE LA SIERRA MORENA "El PADRE CARO"  Y "SAN CRISTÓBAL" EN NERVA. 

De Antonio Romero

Lo abrupto del terreno, el denso matorral, maleza y bajo monte dificultan las tareas de extinción.

Nerva se sobrecoge, por la pérdida de uno de sus pulmones verdes, gran destrucción de masa arbórea y graves destrozos en las inmediaciones de la vecindad. 

Próximos a los cuarenta grados del mercurio, los cielos de Nerva son cruzados constantemente por el dispositivo aéreo del plan INFOCA.  Helicópteros, avionetas e Hidros del tipo "Bombardier" contrarrestan los denodados sacrificios entre tanquetas y demás efectivos a la fuerza terrestre en el combate de el infierno de las barbas de satanás. 

Más allá de lo limítrofe de nuestro territorio y en las prominencias de la Sierra Morena, arde el monte con severas llamas a merced de los vientos. 

Horas intempestivas, cuando arde la tapadera del cielo y todo ser viviente intenta buscar el refugio de la sombra... 
Allí, entre el estrépito de la racha ardiendo, el humo de combustión y el sopor de las explosiones que producen las bolsas de resina de los pinos comenzando su calcinación, las Brigadas del INFOCA y UME, se exponen entre denodados esfuerzos de cortar rastrojos y monte bajo, para librar la ignición del fuego rozando monte.

Un equipo de valladares se abre brecha en incentivo esfuerzo para restar en la medida de sus posibilidades más daño a la naturaleza, a las personas y seres vivientes,  a las inmediaciones e infraestructuras.

Por él aire y por tierra Ellos, que no le quepa  a nadie la menor de las dudas son los verdaderos héroes, los protagonistas de otro posible,  provocado y criminal siniestro que una vez más atenta y pone en juego las vidas humanas, nuestro entorno y nuestra propia naturaleza. 

Todo honor y toda gloria para estas personas, que deben altisimamente ser distinguidos en éste menester y en su propio rango y que exponen sus vidas a la vorágine del fuego. 



jueves, 30 de agosto de 2018

Corta Atalaya reabre a los turistas

Primera visita a Corta Atalaya tras 17 años 

Tras la presentación  a principios de año en Madrid por parte del Ayuntamiento de Riotinto, nuestro principal emblema minero, la mina a cielo abierto más grande de Europa, Corta Atalaya reabre al público tras 17 años sin ser visitada por los numerosos turistas que llegan a la Cuenca Minera.
Corta Atalaya, mina a cielo abierto 
Tal y como informa Tinto Noticias, de momento las visitas que  "han comenzado este mismo martes, 28 de agosto, aunque de momento sólo están disponibles para asociaciones de la Cuenca Minera de Riotinto, que podrán disfrutar de este servicio turístico de forma gratuita hasta el próximo 31 de diciembre"; será pues  partir de ese momento, ya en enero de 2019, cuando se reabra al público en general y "pasarán a aplicarse los precios y tarifas que apruebe el pleno municipal", según explica el propio consistorio riotinteño encargado de esta iniciativa tras el acuerdo con la empresa Atalaya Minning.

Los visitantes en la Necrópolis 
Precisamente, han sido los miembros de la  Asociación Unidos por el Alto los primeros en disfrutar de las visitas concertadas a Corta Atalaya y Necrópolis de la Dehesa, acompañados en todo momento por el personal  "resultando una grata experiencia tanto para los miembros de dicha Asociación como para el personal municipal, así como el servicio de un autobús y la atención de los guías formados y seleccionados tras el curso "Destino Riotinto " para visitar nuestro patrimonio de forma exclusiva.

lunes, 13 de agosto de 2018

El tren de la luna llena

 Vuelven las noches ferroviarias con el tren turístico de Riotinto
(Pincha en fotos para ampliarlas)

BUSCANDO la luna llena, 
en la Estación de los tiempos 
el tren de la Mina espera. 
Enseñazle al forastero 
la grandeza de esta tierra, 
por el frescor de" El Chorrito", 
bajando la vía plena, 
entre olores sulfurosos 
de pirita y escombreras,
con tentáculos de escorias.
El Tinto con galas plenas, 
lleva espumas navegando
 buscando la mar serena. 
Galopa el tren en la noche
 entre pinares y sierras
 para llegar a "Los Frailes" 
poniendo fin de carrera
 y retornar entre luces 
a "Las Zarandas" mineras. 

Juan Francisco Román 

miércoles, 21 de marzo de 2018

De la vida y la muerte

Obra de Antonio Romero Alcaide 

De la vida y la muerte separadas por hilos
del vientre de una tierra que una estirpe parió,
la estirpe del minero que aferrado a la mina
dejó sobre este mundo su historia y su sudor.

Negros ángeles surcan las entrañas latentes
que prodigiosa mano de belleza cubrió,
como lo hicieron otros y así incesantemente
en memoria gloriosa de antigua explotación.

Donde no hay sol ni estrellas sino luz infinita
de mineral brillante en hermoso fulgor
que a los hombres que sienten la furia de la mina
encandila los ojos y atrapa el corazón.

De la vida y la muerte que se lleva en la sangre
como ponzoña lenta, como lento dolor,
que se acerca acechando lo intrincado del sueño
de aquellos que sintieron por su tierra pasión.


Rosa María Fernández Díaz

Rosa Fernández Díaz: pasión poética en estado puro

Rosa Fernández Díaz, poeta 
De un tiempo a esta parte, Rosa Fernández Díaz  (Nerva 1966) ha sido uno de los mayores descubrimientos poéticos de Nerva, ya que muchos que la conocíamos como se suele decir "del pueblo" no sabíamos de su afición y mucho menos aún su gran talento con las letras como bien ha venido demostrando en cada uno de los versos que va publicando a diario en las redes sociales en las que Rosa es muy activa. 

Y es que  sus 52 años, - y nervense hasta la médula como prueban sus "versos de la tierra"- Rosa es una escritora prolífica  y lectora voraz, ya desde muy pequeña cuando sorprendía a todos por sus dotes oratorias. De hecho, durante su etapa en la antigua Educación General Básica (EGB), ganó el Premio de Redacciones sobre la Autonomía Andaluza, tras lo que, ya en el instituto, obtuvo en BUP varios Premios de Poesía del IES Vázquez Díaz, siendo primer premio en primero y segundo el siguiente curso. 

Desde entonces no ha dejado la escritura:  "soy una apasionada de la poesía,  -  afirma-, no puedo dejar de ser lo que soy porque esto es desde que nací, y es algo que ha convivido siempre conmigo. Escribo a diario, es lo que más amo hacer, pero desgraciadamente de esto no se vive".  Comparte además esta pasión con la del teatro, cuya disciplina artística estudió en el Conservatorio Superior de Música y Arte Dramático de Sevilla.

Sin embargo, no sería hasta hace un año cuando Fernández se decidió a publicar sus poemas, participando en citas como tales como el Otoño Poético de Nerva para pronto ver la luz su primer poemario, Voz de acequia, que presentó en la pasada Noche Blanca de la Cultura de Nerva. Con este primer libro, Rosa quiere ser “la voz soterrada de las aguas en continuo monólogo interior que aflora los sentidos, que los recrea y los acompaña con su frescura mágica”. Con portada ilustrada por la también nervense Manuela González, que representa a través de la acuarela una acequia real situada en Alájar, el libro es , añade la poetisa, “la voz de una mujer que, como las aguas desviadas para un fin, hace de la poesía su medio de expresión y transmisión de su particular sentido de las cosas, persiguiendo el tamiz que todo lo embellece”.


Actualmente, Rosa María Fernández  también participa en la revista ‘Nervae’ y en el grupo literario ‘Hechizos poéticos’, al tiempo que forma parte de la plataforma Poetas de Huelva por la Paz. Además, ha participado en una publicación Cuadernos de Roldán  y  el pasado noviembre presentó a Juan Antonio Guzmán Camacho en Nerva dentro del Circuito Andaluz de las Letras. Asimismo, ha escrito también en una publicación sobre los incendios en Huelva, a cargo de José Joaquín Guerra y Carmen Marín, de la Asociación ‘El Jardín de Judith’ cuyo dinero recaudado será destinado a la reforestación, y que el próximo 7 de abril por la tarde se presenta en Aracena; antes, una Rosa imparable y prolífica hará lo propio con su poemario por la mañana en la Feria del Libro de la localidad Serrana. 
Entretanto, la autora nervense se encuentra inmersa en su segundo libro, cuyo título avanzó hace unos días a TintoNoticias: Versos de Tormenta y Tregua, y del que estaremos muy pendientes aquí en La Factoría al tiempo que esperamos publicar muchos de sus  poemas más mineros. 



domingo, 18 de marzo de 2018

La matanza de Riotinto en 1888, en el Cuarto Milenio

El pasado 12 de marzo, el programa Cuarto Milenio de Iker Jiménez dedicó un reportaje a indagar en el pasado de la Cuenca Minera de Riotinto, concretamente en uno de sus episodios más triste: los sucesos del 4 de febrero de 1888, el conocido como el  ‘Año de los Tiros‘. 

"Cuarto Milenio fue testigo del fenómeno de los poblados de salitre en Humberstone (Chile) en los que se producían calcinaciones al aire libre y humos tóxicos, en una industria salitrera que guarda terribles sucesos. El equipo ha averiguado que en la provincia de Huelva ocurrió algo similar con la Matanza de Riotinto. El 4 de febrero de 1888 se produjo una matanza de una colonia alejada de la sociedad de la época en la que se practicaba la explotación mineral. Ese día se convocó una manifestación de mineros para mejorar las condiciones de vida que culminó en una brutal matanza con detonaciones.. Se intentó ocultar por todos los medios, pero los registros atestiguan que los cuerpos de más de quinientas personas se ocultaron ilegalmente entre las tierras y la historia sigue viva en la memoria de los descendientes de cuando en ese día el cobre se fundió con la sangre. Aún hoy se conserva el muro de ese poblado y la factoría salitrera. Un episodio olvidado en la historia de España". (Cuatro.com)


Bajo el título ‘La matanza de los mineros del “cobre de la sangre”:oscura tragedia en Riotinto (Huelva)‘, en el reportaje aparecen  los testimonios de periodistas onubenses expertos en el tema, como Rafael Moreno y Diego Lopa; del director del Archivo Histórico Minero de Riotinto, Juan Manuel Pérez López; de Gilberto Hernández Vallecillo, descendiente de mineros implicados en la revuelta y de Alfredo Moreno Domínguez, estudioso y autor de un libro sobre el anarquismo en la Cuenca Minera.
"Se cumplen ahora 130 años de la matanza de Riotinto, que tuvo lugar el 4 de febrero de 1888 y sobre la que aún existen muchas incógnitas. Aquel día, después de varias jornadas de reivindicaciones por parte de los jornaleros que trabajaban en la mina, se produjo una escabechina. Las cifras oficiales hablan de 48 muertos y más de 70 heridos, aunque seguramente hubo muchos más. Nuestro compañero Pablo Villarrubia ha investigado este olvidado y vergonzoso episodio de nuestra historia y nos ofrece una completa crónica de lo que ocurrió y sobre todo nos cuenta cuáles fueron los motivos por los que estas personas perdieron la vida".  (ivoox.com)

‘La matanza de los mineros del “cobre de la sangre”:oscura tragedia en Riotinto (Huelva)'. Vuelve a verlo AQUÍ