domingo, 17 de octubre de 2010

La Sociedad de Minas de Cobre de Nerva (1906-1912). Por Iván Carrasco (2)

En 1907 comenzaron los trabajos preparatorios: 60 operarios trabajaban en la mina, incluidas varias mujeres dedicadas al estrío del mineral abandonado en los terreros. Se realizó algún arranque en la corta y se trabajaba en una galería del Piso 1 al NW de la masa principal que intercepto un filón de calcopirita de 2.5 m de potencia y leyes entre 7 y 22 % en cobre que debió esterilizar pronto, La producción de ese año fue tan solo de 600 t con 2 % de ley media. A pesar de que los consultores habían recomendado la instalación de máquinas de vapor, bombas de achique y emplear perforadoras neumáticas, la falta de medios comenzó a hacerse patente. Las voladuras se perforaban a maza y barrena. Por otra parte, el reconocimiento de las labores en profundidad no avanzaban con la velocidad deseada. Los trabajos de reprofundización del pozo Maestro estaban paralizadas en febrero de 1907 debido a una inundación, tras haber intersectado una zona con calcopirita diseminada: la afluencia de agua era tan grande, que era imposible desaguar el pozo con el torno de mano instalado en él.


A primeros de 1908, Minas de Cobre de Nerva afrontaba el futuro con ilusión: la fundición había comenzado a procesar las primeras toneladas de mineral de La Ratera y otras minas. De otro lado, las investigaciones prosegían en La Chaparrita. Al no poder profundizar la mina, se realizaron varias galerías reconociendo el Piso 2 situada al oeste y noroeste de la corta, entre la masa principal y otros afloramientos, pero no se obtenían los frutos esperados. Además de continuar la falta de medios, concentrados todos en la puesta en marcha de la fundición, el personal de la mina se redujo a 30 operarios. A pesar de todo, ese año se produjeron 655 t al 2 % procedentes de rebuscas en los terreros de lixiviación y la corta.

Foto de la fundición de Los Silillos en construcción, en ella se observa la nave de los hornos y convertidores y la chimenea en sus inicios, cuando se comenzaba a construir, como se puede leer en la foto, esta fechada en 1907, esta foto esta tomada de esvalverde.com y es de la colección de Antonio Rico, al cual tuve el placer de conocer en Valverde del Camino, me gustaría escribir o poner algo de su vida en este blog, si algún valverdeño o valverdeña quiere, que mande lo que desee sobre este hombre y lo publicaremos, creo que se lo merece.


Las cotizaciones del metal no acompañaron a la empresa: hasta 1907, el precio del cobre había subido sin parar, provocando un "efecto llamada" que motivó un fuerte incremento en la demarcación de registros mineros en Huelva, que no fue ajeno a la sociedad de Nerva. Sin embargo, ese año el cobre comenzó a bajar pasando de un precio medio de 115 L durante el primer trimestre, a 110 L el segundo, 89 el tercero y 67 el cuarto, finalizando el año a 65 L y manteniéndose en 1908 y 1909 con una media de 64 y 63 L, respectivamente.


En ese estado de las cosas, en la mañana del lunes 23 de marzo de 1908 el banquero Rochette, inspirador del negocio, fue detenido en su casa de París acusado de multiples estafas. Simultáneamente, se suspendieron las operaciones del Banco Franco Español y La Sociedad de Credito Minero, institución encargada de proporcionar los fondos para financiar las operaciones de las distintas empresas participadas por Rochette, entre ellas y de forma destacada, Minas de Cobre de Nerva. A pesar de que a los pocos días las acciones volvieron al nivel de cotización anterior a la detención de Rochette (o incluso lo superaron), con el tiempo el escándalo creado hizo un daño irreparable. las minas y la fundición se paralizarían en 1909. La Chaparrita lo haría en julio de ese mismo año.

Foto de principios de los años 90 del pasado siglo XX, en ella se observa lo poco que queda de la fundición solo la chimenea, las explanadas de las naves, de las vías y los muelles de carga, esta tomada de la misma pagina que la anterior y realizada por Antonio Rico.

Minas de Cobre de Nerva vivió unos años de azarosa existencia, luchando por reconducir el proyecto y hacerlo rentable. Finalmente, con la empresa descapitalizada y la confianza perdida ante los accionistas y las instituciones financieras, la sociedad se declaró en quiebra y entró en liquidación. En Julio de 1911 , un grupo de accionistas constituyó una sociedad con domicilio en París y sucursal en Madrid denominada La Nerva, con el objeto de explotar los bienes inmuebles heredados de la fallida compañía. Un horno y otros equipos de la fundición de Los Silillos se vendieron a The Huelva Copper & Sulphur Mines Ltd, que los reutilizó en las nuevas instalaciones que esta compañía montó en Cueva de la Mora.


A finales de los años 20 del siglo pasado, The Río Tinto Company Ltd. adquirió el grupo de concesiones de La Chaparrita a sus anteriores propietarios. La investigación realizada se limitó a la cubicación de los morrongos existentes (1929), un informe geológico elaborado por el géologo consultor David Williams (1930) y una campaña de geofísica a mediados de los 70 ( ya como Unión Explosivos Río Tinto) que detectó una débil anomalía en la zona que no llego a sondearse.


En la actualidad, La Chaparrita permanece sin investigarse. El acceso a la mina es sencillo. Toda el área está cubierta por una vegetación exuberante que no impide reconocer los lugares que aparecen en las fotografías incluidas en este artículo e imaginar la actividad de principios del siglo XX. La corta se encuentra parcialmente rellena con los derrumbes que han ido produciéndose en los taludes. En el fondo. pueden verse restos de pirita masiva y algunas antiguas galerías con pequeñas costras de vitriolos. El silencio envuelve hoy a una mina que antaño fue sinónimo de rentabilidad.

2 comentarios:

Juan Leante dijo...

Interesantes todos estos reportajes divulgatórios de la actividad minera en la zona.
Saludos cordiales.

Jose Luis dijo...

Estupendo reportaje, os sigo a diario.Animo.
Saludos.