martes, 15 de febrero de 2011

Francisco Alcázar Marín, una vida dedicada al Ferrocarril Minero de Riotinto. (I)


En sus primeros años trabajó de “cisquero”, esto era talando pinos y arrancando jaras para quemar esta leña y hacer “cisco”, un carbón vegetal muy fino, usado para los braseros y para cocinar en las anafes de carbón que se usaban por entonces. Para este menester iba con su hermano Carlos y una pandilla de chavales como: Justo Navarro, Manuel Carretero, El Güisio (buen jugador de fútbol) Juan Antonio (que vivía en la actual casa de los Macarro al final de la calle Augusto…etc); cada uno hacía su hoguera o “cisquera”, los dos hermanos la hacían juntos, este producto, el “cisco” era vendido en el pueblo. Después trabajó en la huerta de Luís Delgado (actualmente, Materiales de la Construcción Pepi Lozano) y llevando con este hombre chatarra cobre a Sevilla cargado en bestias; ya en esta época, sobre el año 1947, Francisco Alcázar comienza a buscar un trabajo más serio en las minas Pepito, Rebudio...etc, si a esta última se le puede llamar mina, eran unos registros, algún pequeño pozo y unas cuantas galerías, donde encontraron algún manganeso, pero no consiguió entrar en ninguna de ellas; también comienza a visitar la famosa Agencia de Colocación de la Río Tinto Company Limited, en la que finalmente entra a trabajar el 8 de noviembre de ese mismo año y pasa a Corta Atalaya a dar la consabida prueba cargando vagonetas a mano, y esto por tener sólo 17 años. Después pasa a ser ayudante de maquinista de perforadoras, un trabajo era duro y peligroso, ya que estos hombres para hacer su trabajo solían estar sujetos a cuerdas (colgados sobre los bancos) mientras perforaban.

Estación de "El Valle" en el pueblo hoy conocido como Minas de Riotinto, ¿década de los 50?, un tren acaba de llegar de Zalamea la Real, se observa gente en el puente peatonal usado para cambiar de andén o salir de la estación, la foto es de una máquina "Chata" con su personal, el maquinista Eutiquiano Correa subido en la locomotora, el fogonero León en tierra apoyado en ella; este hombre después también sería maquinista y a su lado el precusor de la saga Alcázar en Cochera Mina, el guardafrenos Blas Alcázar Salazar, ya en esta época estaba siempre en Los Ramales, los Trenes Obreros, ya por su edad y porque algo mas joven tubo un accidente en la Vía General y una pierna le quedo con un poco de cojera, pero durante la mayor parte de su vida laboral fue en la Vía General. Foto Colección Particular.

Tras superar un examen en Febrero del año 1949 (en el periodo inglés conseguir una plaza o ascenso era mediante exámenes y pruebas), es nombrado fogonero, para lo cual se prepara en la escuela de Don Gregorio Martín Durán, conocido popularmente como “El Sordo”. Una vez conseguida la plaza, hace su debut de fogonero en los ramales con el maquinista Manuel Román en la locomotora Tipo C, Nº 14 (actualmente restaurada y en servicio operativo), pasando a realizar en ese mismo año servicio de trenes en la Vía General con el maquinista Manuel Fernández Montoro, conocido como “El Lolo”, en la locomotora tipo K, Nº 135, que tenía asignada por aquella época dicho maquinista. A "El Lolo", Paco le tenía una estima pues es que es quien le enseña el oficio y a conocer al dedillo la línea; este maquinista era uno de los mejores y una persona excelente. En esos años, los maquinistas se disputaban a estos los hermanos Alcázar, Carlos y Paco, fogoneros por aquel entonces, que no tenían pereza a la hora de trabajar y sabían mantener la presión adecuada. Paco va realizando servicios ya con todo tipo de locomotoras, incluidas las Garratt que, por cierto, llevaban dos fogoneros, y coincidió con todos los maquinistas de la época: José Alfonseca ‘El Canario’, Sabino Viejo, Ángel García, José Abad, Eutiquiano Correa, Ernesto Real, José Gómez Carrión, Francisco Feria, José Gañan, José Lorenzo, Rafael Calvo, Cabrera, Penúltimo Camacho,…etc.

Un domingo otoñal y lluvioso y de finales de la década de los 50 o principios de los 60, el maquinista Manuel Fernández Montoro "El Lolo" y el joven fogonero Francisco Alcázar Marín, en una paradita en el entonces kiosco "El Goro" y a punto de salir caminando por el camino que salía por el antiguo Matadero de Nerva hacia Fundición, para incorporase al 2º relevo, para el servicio de locomotoras en dicha planta, iban con los trajes de agua puestos ya que llovía, estos se los daba la Compañía y con estos también trabajaban, en sus manos los famosos "Canastos" de chapa aunque el del "El Lolo" parece de madera, pero habitualmente eran de chapa, donde llevaban la comida para el almuerzo, como ya comento en este post, esta pareja se tenían un verdadero aprecio y se llevaban de maravilla, como buen ferroviario a "El Lolo" le gustaba tomarse sus vinitos y seguramente la parada en el kiosco fue para tomarse una copita para el frío y comprar un poco de vino para el almuerzo. Foto Colección Particular.

Al finalizar el servicio militar en 1953, vuelve a Cochera Mina y le asignan el maquinista Arturo Pajares, buen maquinista, también de los mejores de su época y gran conocedor de la Vía General en la que prestaba servicio con la locomotora tipo K, Nº 102, teniendo el 7 de septiembre un grave percance que la deja inutilizada. El 3 de diciembre fue para Francisco Alcázar y Arturo Pajares un día de júbilo y satisfacción, ya que les asignan y estrenan la nueva locomotora tipo 200, bautizada por el personal con el sobrenombre de "Gilda", al ser una locomotora elegante y esbelta, comparándola por sus movimientos con la protagonista de la mítica película de moda en aquellos años e interpretada por Rita Hayworth. Estas modernas locomotoras llevaban el tender remolcado y eran muy cómodas para el trabajo del fogonero ,además de potentes, seguras y eficaces; concretamente les fue asignada la primera de serie la Nº 200, de la cual presencia igualmente su desgraciada desaparición, una vez que había salido de reparación general sobre los años 70 y en la cualno llegó a montarse, la recuerdo desmontada sobre plataformas en Cochera Mina.

Foto del estreno de la "Gilda" nº 200, primera de las seis unidades que formaban la clase 200. Estas locomotoras llegaron al Puerto de Huelva de dos en dos, las primeras logicamente fueron las nº 200 y 201, en 1953. La primera en subirse a las minas fue la nº 200 y para ello se desplazaron a Huelva el maquinista Arturo Pajares y el fogonero Francisco Alcázar como pasajeros en un tren remolcado por la tipo Garratt nº 146 y cuyo maquinista era José Gómez Carrión. Una vez en Huelva se encontraron la locomotora ya encendida y en presión, los montadores y especialistas de la casa constructora les dieron unas explicaciones sobre la locomotora y se procedió a subirla a Riotinto. Para esta ocasión, se le acopló un corto tren de furgones de mercancías, después ya en Riotinto se le harían las pruebas de vía con el furgón dinamométrico. La foto es del día 3 de diciembre del año 1953: en tierra, el fogonero Francisco Alcázar, vestido con un mono militar (que se había traído de la "mili" y que no hacia mucho que la había acabado), subidos en la locomotora, de izquierda a derecha: el instructor inglés, le sigue Don Tomas Naylor (jefe de Cochera Mina en aquella época), una sombra que no se distingue bien es Arturo Pajares, el maquinista y el último, el inspector de locomotoras Juan Muñoz. Foto Colección Particular.

Les pasaron cientos de peripecias con la "Gilda" nº 200, como la del 10 de abril de 1954 en el que tuvieron un grave accidente con el tren 22 en los cambios de entrada a la estación de Huelva: la máquina descarrila quedando semitumbada y dos vagones amontonados. En la década de los 50 (no puedo precisar el año), salían el maquinista Arturo Pajares y Paco Alcázar con la “Gilda” Nº 200 de la Estación del Medio, con la máquina marcha adelante y a poca marcha por los muchos cambios de vías, para ponerse a la cabeza de un tren en la estación de Marín, no vieron como atropellaban a un hombre (se pensó que este, no vio venir la locomotora o creyó que venía por otra vía), este hombre tubo la suerte de caer en el centro de la vía en el sentido longitudinal de esta y que la máquina venía despacio si no el topetazo lo hubiera matado, su cuerpo lo engulló la máquina solo le asomaba la cabeza bajo el guardaraíl, durante la marcha la pareja de conducción y los guardafrenos que también iban en la máquina, observaron que las gentes que había por las vías, levantaban los brazos al paso de la locomotora incluso la guardia civil también, pero creían que les saludaban ya que ellos iban en sus quehaceres y no era así ya que querían avisarles porque veían la cabeza del pobre hombre y como la locomotora lo arrastraba bajo de ella, ya en Talleres Mina los pararon porque habían mandado aviso, increíblemente el atropellado estaba vivo, eso si con graves heridas de las cuchillas de los cambios de vías y las escorias usadas como balasto, este hombre creo que era de El Campillo y a partir de esto fue conocido como “El Cojo” .

Tren descendente detenido en Jaramar (Km 74) esperando cruce, la locomotora es la "Gilda" nº 200, el fogonero Paco Alcázar junto a su amigo Francisco, que nació y vivió en Jaramar hasta que se vino a vivir a Nerva; detrás de ellos: el conductor o jefe de tren. En este apartadero vivían en aquellos años bastante gente. Foto Colección Particular.

Pocos días antes de casarse en octubre del año 1958, Paco tuvo un grave accidente, que por suerte quedó en nada. Subía con la "Gilda" nº 200 un tren, y a su paso por Berrocal (Km 65,750), lo llamaron, y al sacar la cabeza para mirar,se olvidó de un póster pegado a la vía con el que se golpeó fuertemente la cabeza y perdió el conocimiento durante un buen rato. El maquinista, Arturo Pajares, con la ayuda del guardafrenos de cabecera que hizo de fogonero, forzó la marcha, ya que tenían vía libre, para llegar lo mas rápido posible a la estación de Marín, donde fue atendido el herido quedando por suerte todo el susto. El 21 de agosto de 1961, también con la Nº 200, y haciendo el Tren Correo, descarrilan varios vagones en La Picota (Km 68), amontonándose 59 vagones de azufre y destruyéndose varios furgones, algunos cargados de garrafas de aguardiente, que según contaron este magnífico destilado que se cocía en Zalamea la Real, corría por la vía al romperse las garrafas. Eso sí, afortunadamente los pasajeros salieron ilesos de tal incidente.

Foto de la "Gilda", nº 203 en la puerta de Cochera Mina, año 1954. Para la ocasión posaron el personal del taller de Cochera, también los entonces fogoneros Paco Alcázar, en primera línea (agachado) a la derecha tal como se ve la foto y justo detrás de el y en pie Manuel Modesto, fogonero de la nº 205; subido en la escalerilla que conduce al arenero y al domo, el maquinista José Alfonseca "El Canario", con escoba de las tareas de limpieza en mano. Aunque las parejas maquinista-fogonero eran fijas, a veces por cuestiones del servicio cambiaban,y ese día Alcázar iba con Alfonseca. Foto Colección Particular.

La pareja Pajares-Alcázar seguiría hasta 1966, año en que se jubila Arturo Pajares:después de tantos años juntos y de pasar tantas peripecias y calamidades, esta pareja se tenían un verdadero aprecio y respeto y fueron considerados una de las mejores parejas de conducción. Pajares fue sustituido por el maquinista Daniel Moreno. Este hombre vivía en Naya y para que no subiera a Cochera Mina caminando ya que era algo mayor, Paco, sin que se enteraran los jefes, salía con la máquina con los guardafrenos sin el maquinista, y cuando éste avisaba que lo esperaba en la estación de Naya lo recogían y se incorporaba a su puesto.

Foto tomada en la estación de Las Mallas, el día 12 de noviembre del año 1960. Es un tren especial para transportar los aficionados al fútbol de Minas de Riotinto para ver un partido entre el Recre y el Riotinto Balompié. Este tren fue conducido por la locomotora tipo 200 "Gilda", nº 203, t a su vuelta a las minas esta tuvo una grave avería, según me contaban. De pie, en tierra que según el autor de la foto son de izquierda a derecha: un tal Cruz, el padre del autor Manuel Durán, Elisa Garcia, madre del autor, su tío Manuel Garcia la sra. del autor Esme, la cuñada Rosa y el hermano Manuel Durán, justo por encima de los antes mencionados están a la izquierda de la foto el maquinista José Alfonseca "El Canario" y a la derecha justo por encima de Manolo Durán esta el entonces fogonero Francisco Alcázar. Agradecer a el autor de la foto Fernando Duran, que la haya divulgado y puesto fecha y nombres y así permitirnos conocer parte de nuestra historia. Gracias Fernando.

En el mes de abril del 66, mediante examen, Paco Alcázar Marín sale de maquinista, sacando el número 3 de un total de 10 concursantes para 6 plazas y a pesar de que algunos mandos lo querían dejar fuera para poner a "sus enchufados"; esto no fue posible gracias a que el jefe, quien a pesar de ser un poco hueso y tener mala fama por el trato hacia el personal, puso las cosas en su sitio y no se caso con nadie. Comienza pues de maquinista haciendo todo tipo de servicios: Ramales, Fundición, Terreros, Zarandas, Túnel 11 piso, Materiales, etc., y sobre todo en la Vía General. Incluso iba a trabajar por semanas a la terminal de Huelva ante la escasez de maquinistas en la misma. Precisamente en ésta realizó también todo tipo de servicios: llevar mineral a la fábrica de ácido, llevar vagones al puerto y retirarlos una vez cargados, embarcar mineral en el muelle,...

En esta nueva etapa de su vida laboral se ganó el aprecio de todos sus fogoneros, ya que nunca le importó ni le costo ningún esfuerzo echarles una mano cogiendo la pala y echando carbón. Poco después de ser nombrado maquinista, Paco Alcázar comienza en las locomotoras diésel: la diesel hidráulica para maniobras Krupp nº 300 y las diésel eléctricas Cenemesas serie 400 para la Vía General.

La "Máquina de 40 toneladas" o tipo K, nº 136, en la trasera de Cochera Mina, o Lado Nerva como también se conocía, y el maquinista es Paco Alcázar. En esta foto se ve perfectamente el soporte o cajón donde iba subido el maquinista ya que sin este no se llegaba bien a los mandos ni se tenia buena visibilidad. Foto Colección Particular.

El maquinista Paco Alcázar a los mandos de la "Gilda" nº 203, a punto de salir de Huelva hacia Riotinto con un tren de vagones tolva tipo M vacios, el dia 24 de septiembre del año 1973. En estos años, el ferrocarril aún estaba en buen funcionamiento; observese el botijo o pichilin como lo conocemos por estas tierras, el cual lo llevaban metido dentro de una espuerta de esparto, colgada del pasamanos y además la mojaban para que el viento de la marcha refrescara el agua que contenía dicho botijo. Foto Colección Particular.

Continua leyendo AQUI

4 comentarios:

Jose Antonio Galindo dijo...

Un artículo muy interesante. Aunque hace más de 30 años que no visito aquella zona, me ha traído muy buenos recuerdos. El Lolo era mi abuelo ...

Ernesto Moreno dijo...

Muy Sr. mío:
Un documental muy interesante, pero mal informado para poder relatarlo y quedar inmune.
Soy Ernesto Moreno, hijo de Daniel Moreno y se ha informado mal de la vida de uno de los mejores maquinistas que pasaron por Cochera, ya que a los 17 años entró en la Vía General como fogonero. Recuerdo sus comentarios de casi todos los maquinistas a los que ha aludido, pero trabajó como compañero de Ernesto, de Ángel García y de algunos más. Cuando entró en la Vía General tenía, como ya he dicho, 17 años, era el año 1948. Con 23 años, año 1954, y bajo exámen, ascendió a maquinista de la general y desde el primer momento le asignaron la máquina Gilda 201, hoy expuesta en la rotonda de Minas de Riotinto a La Dehesa, y fueron asignándole todaslas Gildas, tuvo como fogoneros a Penderique y Guinea, entre otros. Su periplo de buen maquinista le llevó a que le asignaran las máquinas "verdes" de gas-oil y con nros. 400. De su buena labor podría hablar D.Ricardo, Jefe de Tráfico y todo aquel compañero con los que trabajó codo a codo, como por ejemplo, Antonio Martinez, además de los ya citados. Con 40 años y a petición de sus hijos, dejó la Compañía para comenzar una nueva vida en Barcelona, donde aún vive. Creo que lo de ser MAYOR se referirá a la actualidad, pero nunca lo fue para ir a trabajar, porque además se compró una moto. Ni sustituyó a nadie, entró por valía y ésta le ha acompañado toda su vida. Al igual que a sus hermanos Kiko (maquinista), Juanito (conductor), y Luciano (casa palanca de La Naya).

Azoteas Az dijo...

Sin comentarios. Solamente hay que leerlo, despacio y con respeto a la Historia. Porque la Historia se escribe así: Desde la memoria de los hijos.

Anónimo dijo...

Sr Ernesto Moreno, perdone que le diga que no estoy ni mal informado, ni mal documentado, nadie ha dicho que su padre fuera mal maquinista, ni muchos menos, mi padre le tenía verdadero aprecio a los Morenos, a su familia, todo lo que comento esta basado en comentarios y en notas escritas, creo que no ha leido bien el post, no escribo que sustituyo, su padre a nadie, pongo y lealo bien, que cuando se jubilo Pajares, a mi padre entonces fogonero le asignaron otro maquinista, lealo, también yo he conocido a muchos maquinistas, también le puede preguntar al amigo Antonio Martinez Coro conocido como "El Draga" excelente amigo de mi padre y según me dice también del suyo, de lo cual me alegro, gracias por comentarme la vida laboral de un buen ferroviario de Riotinto, pero dejeme que le diga que yo he escrito sobre la vida de mi padre, si usted quiere tiene el blog a su disposición para lo que desee, también el dire que no he visto su comentario hasta hoy 22-02-2016
Francisco Alcazar